DECÁLOGO DE SEGURIDAD.


Antes de hacer nada… piensa, visualiza y evalúa los riesgos. Tómate 5 minutos para obtener una adecuada percepción del riesgo al que te vas a exponer y vas a exponer a otros.


Cumplimenta y analiza el permiso de trabajo correspondiente.


No asumas riesgos!. Ante una situación de riesgo, paraliza el trabajo e informa / avisa / comunica el hecho al supervisor o jefe de turno de la instalación.


Asegúrate de contar con todos los vehículos, equipos y herramientas y que se encuentran en estado óptimo de uso.


Asegúrate de llevar todos los EPI’s requeridos, incluidos los detectores [comprobados y en funcionamiento siempre].


Baliza, limita, acordona la zona de trabajo y  mantén las distancias de seguridad.


No introduzcas ningún vehículo en la zona de trabajo, sino es necesario para el trabajo.


Antes de mover un vehículo, haz que tu compañero ejerza de señalista y te indique las maniobras a realizar de forma adecuada.


Avisa al operador / supervisor / encargado de turno ante cualquier incidente.


Ojo, con las normas de circulación y procedimientos de trabajo en la instalación, tanto propios como del cliente. Se tienen que cumplir!!




Recuerda... SEGURIDAD, SEGURIDAD Y MÁS SEGURIDAD!!